Celos en las relaciones, sexo, romance y género

Celos en las relaciones, sexo, romance y género

Los celos en las relaciones a menudo comienzan a surgir antes de los dieciséis años, en muchos casos mucho antes de que una persona encuentre pareja.

Las mujeres y los hombres heterosexuales adultos a menudo se sienten celosos de amenazas completamente diferentes para su relación. Estas diferencias parecen establecerse mucho antes de lo que la gente las necesita. El hallazgo sorprendió a los investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) que estudiaron el tema.

Ventaja evolutiva, sexo y romance

Los celos románticos se pueden experimentar como horribles en su peor momento. Pero los celos asociados con la infidelidad de una pareja han sido claramente una ventaja evolutiva.

Los celos en las relaciones se activan cuando una relación que nos importa se ve amenazada. La función probablemente sea minimizar las amenazas a esta relación. Estas amenazas han sido históricamente algo diferentes para hombres y mujeres.

La psicología evolutiva puede ayudar a explicar las diferencias de género que tienen que ver con estos celos.

Las diferencias en los celos entre los sexos, en pocas palabras, giran en torno a las posibilidades de sus propios hijos. Investigaciones anteriores ya han establecido que los hombres reaccionan más a menudo de manera más negativa cuando su pareja ha tenido relaciones sexuales con otras personas que si ella se enamora o pasa tiempo con alguien sin tener relaciones sexuales.

Es fácil de explicar: si la mujer es sexualmente infiel, en última instancia significa que su pareja podría necesitar usar sus propios recursos para criar a los hijos de otro hombre.

Las mujeres, en cambio, siempre están seguras de que el niño es suyo. Tienden a reaccionar de manera más negativa a que su pareja tenga sentimientos por otra mujer que a que haya tenido relaciones sexuales con ella.

Esta respuesta también se puede explicar. Históricamente, ella podría sufrir una pérdida de recursos y estatus para ella y su hijo si él la dejaba por otra persona.

Debemos señalar que estas diferencias han estado con nosotros desde mucho antes de las píldoras anticonceptivas y la posibilidad de que las mujeres alimenten y críen a sus hijos solas. Unas pocas generaciones no son suficientes para cambiar mucho la biología o la cultura.

Los celos en las relaciones son una reacción potencialmente costosa, quizás especialmente para el hombre antes de que sea lo suficientemente fuerte físicamente para defenderse a sí mismo y a su pareja de los rivales, y antes de que normalmente hubiera tenido la oportunidad de tener una pareja estable a través del matrimonio.

A lo largo de la historia, los niños y hombres celosos han corrido un gran riesgo al expresar sus celos. Ser condenado al ostracismo, herido o muerto al competir por mujeres es muy conocido.

¿Por qué tan temprano?

Las diferencias de género que conducen a los celos son fáciles de explicar. Son adaptaciones evolutivas que se transmiten a la siguiente generación, pero ¿por qué surge tan temprano esta diferencia de género?

Las diferencias de género en las respuestas de los celos a la infidelidad sexual y emocional son sólidas en muestras de adultos heterosexuales, especialmente en naciones más igualitarias de género. Sin embargo, las investigaciones sobre cuándo y cómo se desarrollan estas diferencias han sido escasas.

A través de este estudio se ha establecido que los celos en las relaciones aparecen aún antes de los 20 años, como se había creído hasta el momento.

El grupo de investigación de NTNU quería saber cuándo comienzan estas diferencias de género en torno a los celos, el sexo y las emociones. Para ello estudiaron a 1.266 alumnos de 16 a 19 años de secundaria superior. 

“La diferencia de género fue estable y clara en todo el rango de edad del estudio. Esto es bastante sorprendente ”, dice el profesor Mons Bendixen del Departamento de Psicología.

Además, la diferencia de género no se vio afectada por si los adolescentes tenían novio o novia actualmente, o si habían hecho su debut sexual. Por tanto, la diferencia no parece tener nada que ver con la experiencia ”.

Antes de los 16 años

Sin embargo, resulta que los participantes no eran lo suficientemente jóvenes como para que los investigadores respondieran esta pregunta sobre cuándo se desarrollan las diferencias de género.

Se podría imaginar, y quizás suponer, que las diferencias de género en las respuestas a los celos surgen incluso antes de los 16 años. Pero aún no lo sabemos con certeza. Para confirmarlo, se necesitaría estudiar a niños y niñas aún más jóvenes. Aunque no se sabe aún cuanto más jóvenes deberían ser.

Los celos pueden ser un sentimiento potencialmente peligroso. Los hombres jóvenes podían ponerse en peligro al experimentar este sentimiento antes de que fuera apropiado y fueran lo suficientemente fuertes físicamente para defender la relación.

Por la razón que sea, desde la visión evolutiva, los beneficios de estos celos sexuales tempranos y específicos de género deben haber superado sus peligros.

La investigación futura necesita estudiar muestras aún más jóvenes para especificar a qué edad surge la diferencia de sexo en las respuestas a los celos.

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.