Cómo el storytelling impacta en el cerebro

Cómo el storytelling impacta en el cerebro

Al menos desde hace unos 30.000 años, por lo que conocemos de las escrituras y pinturas rupestres, las historias son la forma más efectiva de comunicarnos. Hoy la neurociencia explica por qué es así desde el conocimiento del funcionamiento del cerebro.

¿Podemos inferir en qué forma el storytelling impacta en el cerebro y cómo utilizar este conocimiento para narrar historias que atrapen a los lectores en la tarea del marketing?

La respuesta es definitivamente sí, el storytelling impacta en el cerebro porque no deja de ser una historia narrada, solo que en un medio digital. 

 

¿Qué es el storytelling?

Podríamos resumir que el storytelling es el arte de contar una historia que conecte directamente con el aspecto emocional de las personas.

En realidad el storytelling siempre ha sido un recurso muy usado en el marketing tradicional, que se ha adaptado perfectamente al mundo de Internet. Actualmente los objetivos son los mismos, solo cambia el medio.

El concepto de storytelling va de la mano de otro concepto importante del marketing: el engagement o compromiso del público objetivo. Buenos storytelling crean mayor engagement, traducido como mayor interés y fidelidad a la marca.

 

Así funciona nuestro cerebro

Cuando leemos algo, por ejemplo los ingredientes de una receta, se activan en nuestro cerebro dos áreas, la de Wernicke y la de Broca, conectadas entre sí y relacionadas con la comprensión y el procesamiento del lenguaje. Eso es todo, ninguna otra área del cerebro se activa de forma especial en ese proceso específico.

Sin embargo, si luego alguien nos cuenta la "historia" de como hacía esa receta su abuela, nos narra los exquisitos aromas y sabores que se iban sumando al olor a madera de la casa de campo que estaba en una colina verde… ¿A que cambia todo? ¿Qué ha pasado contigo mismo al leer esta brevísima historia?

La respuesta es que se han activado muchas más áreas del cerebro. Podemos decir que se han involucrado no sólo las áreas de la compresión y procesamiento del lenguaje, sino también el sentido del olfato, la vista, el gusto y hasta áreas motoras si te has visto caminando por la colina verde.

En suma, el storytelling impacta en el cerebro, poniéndolo todo en marcha. Por lo tanto habrá mayor recordación, tal como dice Maya Angelou: 

“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir”

 

Cuestión de "cableado" del cerebro

La pregunta por responder es: ¿Por qué el formato de una historia, con sus secuencias de hechos, facilita tanto el aprendizaje y la recordación?

La respuesta es que ésto ocurre porque estamos así "diseñados". Nuestro cerebro está "cableado" para secuencias cortas de causa-efecto. De hecho, se calcula que alrrededor de un 70% de nuestros pensamientos tienen el formato de una narración, sea lo que sea que pensemos.

Nuestro cerebro, a medida que va recibiendo información, trata de relacionarla con experiencias ya existentes. En este caso, se activa una parte del cerebro llamada ínsula cerebral, que busca estas experiencias pasadas similares para volver a sentir emociones, alegría, disgusto…

Es decir que vinculamos metáforas y sucesos automáticamente. Nuestro cerebro está buscando la relación de causa-efecto a partir de algo que hemos experimentado previamente.

 

La química del cerebro

Hemos visto cómo funciona el cerebro con la narrativa y como el storytelling impacta en el cerebro, en cuanto a la relación con su estructura y circuitos neuronales. No obstante hay en juego otros factores no menos importantes que tienen que ver con los procesos químicos del cerebro.

Es el caso de la oxitocina. Experimentos demuestran que esta hormona, llamada por algunos la "hormona del amor", actúa en la empatía. La empatía es fundamental en el proceso narrativo porque logra que nos sintamos parte y hasta protagonistas de una historia.

Pero no es la única respuesta química del cerebro. También entra en juego el cortisol, en el caso del estrés, o la serotonina y la dopamina, las cuales generan placer. Es decir, un cóctel químico que se activa cuando el storytelling impacta en el cerebro.

 

Consejos para la aplicación práctica

Se pueden sacar muchas conclusiones e ideas para el storytelling, pero aquí van cinco fundamentales que nunca deben faltar.

 

1. Cuenta historias emocionales

Si quieres ser mucho más persuasivo en una conferencia, un artículo o dónde quiera que interactúes, narra historias propias o ajenas y sobre todo hazlo con todos los ingredientes emocionales posibles. De esta manera sincronizas la mente de los demás con la tuya y tus ideas.

 

2. Involucra

Se trata de lograr que el otro haga suya tu historia. Una narración persuasiva hará que el otro mencione tu historia como si fuera de él mismo.

 

3. Simple es mejor

No te engañes, lo complejo y detallado no es mejor. Al contrario, nuestro cerebro capta y recuerda mejor lo que es simple, llano y sincero. 

Usar un lenguaje simple, así como una baja complejidad es la mejor forma de activar las regiones cerebrales que nos hacen relacionarnos verdaderamente con la situación y los sucesos de la historia. 

 

4. No uses lugares comunes

El cerebro prácticamente no reacciona frente a términos muy conocidos, de uso muy extendido. En cambio está siempre atento a lo novedoso y diferente. Es una cuestión de economía y supervivencia. Aquello que le resulta familiar ya no representa peligro, en cambio lo nuevo sí puede significar alguna amenaza. Por esta razón reacciona rápidamente a estos estímulos.

 

5. Dirígete a tu público

Para lograr la empatía necesaria, la historia debe estar dirigida específicamente al tipo de público al que quieres impactar. Si cuentas una historia que resulte ajena a los intereses o sentimientos del público, difícilmente logres su atención. Si no hay atención, todo lo demás no funcionará.

Para aprender mucho más sobre neurociencia aplicada puedes hacer click aquí

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.