Empresa Emocional: 6 consejos

Empresa Emocional: 6 consejos

 

Desarrollando una cultura emocional

 

¿Por qué es importante desarrollar una empresa emocional?

Todos conocemos y hemos oído hablar mucho de la cultura sana de la empresa. Tanto es así que nadie duda de su importancia. Sin embargo, no siempre se entiende bien lo que esto significa.

Probablemente la mayoría piense que se trata de poner mesas de ping-pong, crear equipos deportivos, tratarlos más o menos bien…y poco más. Pero resulta que el tema es algo más complejo.

En los últimos tiempos hay profusión de artículos que tratan y demuestran como las mejores compañías del mundo, como por ejemplo Google, son deseadas por todos para trabajar en ellas. ¿Qué tienen, aparte de su tamaño e importancia? En este artículo daremos algunos consejos para pensar y aplicar con el fin de generar una empresa emocional.

Los investigadores S. Barsade y O´Neil  escriben en la Harvard Businnes Review:

"Los empleados que sentían que trabajaban en una cultura emocional y afectuosa informaron niveles más altos de satisfacción y trabajo en equipo"

Como consecuencia, se ausentan menos, son más productivos y además su actitud afecta positivamente las relaciones con los clientes.

No obstante, los reclutadores e investigadores también coinciden en que, a pesar de esta evidencia, pocos gerentes se enfocan en construir una cultura emocional y la mayoría cree que lo emocional y el afecto deberían detenerse en la puerta de la oficina.

 

Los gerentes son la clave

Un enfoque interesante es el de Tom Gimbel, CEO de LaSalle Network , con el que muchos expertos coinciden. Gimbel postula que la gente entra por la imagen de la empresa, su entorno de trabajo, futuro personal, etc. pero se va por culpa de los gerentes. ¿Por qué? Simplemente porque en la mayoría de los casos los gerentes no saben mantener una relación emocional adecuada con sus empleados.

El vértigo de la economía actual requiere organizaciones flexibles, rapidamente adaptables al entorno. Esto se consigue cuando su gente tiene estímulos positivos. Por lo tanto, los gerentes deberían preocuparse especialmente por la motivación basada en emociones positivas para crear una cultura de empresa emocional. Es decir, entendiendo los códigos emocionales de los componentes de la organización y trabajando sobre ellos. Por supuesto esto significa, primero que todo, comprenderse a sí mismos, su estilo, reacciones y en general como es su comportamiento en su vida de relación laboral.

 

6 Consejos

1. Empezar por lo más alto

Decíamos que los gerentes son los principales responsable de que la gente renuncie o se mantenga motivada y productiva en una empresa. Sin embargo, los gerentes suelen ser el reflejo de instancias superiores. Por lo tanto, la empresa emocional debe empezar por lo más alto en la jerarquía.

 

2. Fomentar la comunicación emocional

Se trata, no solo de ofrecer diálogo, sino hacerlo realidad en el día a día. Pero aún más importante es permitir y fomentar la exteriorización de emociones y no solo aspectos técnicos del trabajo. En consecuencia, la tarea del gerente será en el contacto persoanl pero también en la implementación de programas de motivación que permitan sacar a un primer plano las emociones, tanto positivas como negativas.

 

3. No olvidar al cliente

Es cierto, como decíamos anteriormente, que una empresa emocional predispone positivamente a sus empleados frente a los clientes. El buen ambiente interno se refleja hacia el cliente. No obstante, una empresa emocional debe trabajar también emocionalmente con los clientes. En esto nos puede enseñar mucho el NeuroMarketing.

 

4. Disponibilidad

La disponibilidad de los gerentes debe ser permanente. Necesariamente esto no significa estar al pié del cañon las 24 horas los 365 días del año, pero sí hacer sacrificios con cierta frecuencia. Si el gerente le pide dedicación a su gente, él tiene que saber mantenerse a la altura de sus exigencias. Aquí tambien tiene mucho que decir la neurociencia aplicada al liderazgo: el NeuroLiderazgo.

 

5. Fuera del trabajo

Construir relaciones personales fuera del trabajo consigue que en ese ambiente más relajado haya un acercamiento emocional que dificilmente se consiga con la misma intensidad dentro de la organización. Eso no significa que los gerentes tengan que ser necesariamente amigos de todos sus colaboradores, uno elige de quién quiere serlo. No obstante, escuchando y hablando en un plano más personal se consigue entender mejor a los demás y conseguir un mayor compromiso luego en el trabajo.

 

6. Atención a la vida personal

Es cierto que una cerveza, un evento deportivo o compartir algún evento genera acercamiento emocional, sin embargo, hay que atender aún más cercanamente a la vida personal. Por ejemplo, si hay un fallecimiento de un familiar, un cumpleaños, o cualquier otra situación significativa en la vida de un empleado, un detalle hará la diferencia. El empleado se sentirá más fuertemente ligado a su grupo porque se interesan genuinamente por su situación particular.

 

En conclusión

Desarrollar una empresa emocional no solo mejora la performance de la organización, sino que logra hacer del trabajo una experiencia diaria grata y personalmente enriquecedora para todos sus integrantes.

Avatar

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.