Hipocampo: memoria, emociones y aprendizaje

Hipocampo: memoria, emociones y aprendizaje

 

Todos los humanos tenemos "hipocampo", pero ¿conoces realmente qué es, sus funciones y su importancia? 

En este artículo aprenderás:

1. ¿Qué es?

2. Funciones

3. Hipocampo y memoria

4. Hipocampo y emociones

5. Hipocampo y aprendizaje

6. ¿Qué puede ir mal?

7. ¿Podemos mejorarlo?

 

1. Hipocampo ¿qué es?

hipocampoEl hipocampo es una parte del cerebro. Se encuentra en los pliegues interiores de la sección media inferior del cerebro, conocido como el lóbulo temporal.

El nombre proviene de las palabras griegas hipopótamo, que significa caballo, y kampo, que significa monstruo, ya que su forma se asemeja a la de un caballito de mar.

Los humanos lo conocemos desde hace más de 4 siglos. Es una de las partes más estudiadas del cerebro. Pero…¿qué sabemos actualmente de sus funciones?

 

2. Funciones

Sus funciones principales implican el aprendizaje y la memoria humanos, así como las emociones y reacciones.

El sistema límbico está situado en el borde de la corteza e incluye el hipotálamo y la amígdala.

Estas estructuras ayudan a controlar diferentes funciones corporales, como el sistema endocrino y lo que comúnmente se conoce como la reacción de "lucha o huida".

 

3. Hipocampo y memoria

El hipocampo ayuda a los humanos a procesar y recuperar dos tipos de memoria, memorias declarativas y relaciones espaciales.

Los recuerdos declarativos son aquellos relacionados con hechos y eventos. Los ejemplos incluyen aprender a memorizar discursos o líneas en una obra de teatro.

Los recuerdos de las relaciones espaciales incluyen rutas o dimensiones. Por ejemplo, cuando un taxista aprende una ruta a través de una ciudad, usa memoria espacial. Los recuerdos de las relaciones espaciales parecen estar almacenados en el hipocampo derecho.

Este órgano es también donde los recuerdos a corto plazo se convierten en recuerdos a largo plazo. Pero éstos se almacenan en otro lugar en el cerebro.

 

4. Hipocampo y emociones

La emoción y la memoria están estrechamente relacionadas. Lo sabemos por experiencia. Por ejemplo: vamos a una fiesta, conocemos a un grupo de personas nuevas. ¿Qué caras vamos a recordar? La mujer que nos hizo reír, el hombre que te hizo sentir avergonzado, una determinada situación…en fin todo lo que nos impactó emocionalmente. A mayor impacto emocional mayor recordación.

Eso lo saben muy bien en marketing. La disciplina del "Neuromarketing" enseña que las marcas o productos deben crear un fuerte impacto emocional (basta ver las publicidades) para quedar fijados en la memoria a largo plazo. De esta manera las marcas o productos ocuparán un lugar preferente a la hora de que el consumidor decida la compra.

El sistema emocional del cerebro (el "sistema límbico") está a cargo de transferir información a la memoria. A partir de años de experimentos y experiencia quirúrgica, ahora sabemos que la ubicación principal de esta transferencia es una porción del lóbulo temporal: el hipocampo.

 

5. Hipocampo y aprendizaje

Es sencillo establecer una relación lógica entre el hipocampo y el aprendizaje, una vez que sabemos que el hipocampo es fundamental en la memoria y, por supuesto, sin ella no hay apredizaje posible.

Al estudiar la actividad de las neuronas, los científicos han encontrado cómo es la formación de nuevas memorias asociativas, una forma de memoria declarativa. Hay pruebas directas para entender la plasticidad relacionada con el aprendizaje.

 

6. ¿Qué puede ir mal?

Decíamos que el hipocampo es absolutamente necesario para crear nuevos recuerdos.

Si una o ambas partes son dañadas por enfermedades como la enfermedad de Alzheimer, o si se hieren en un accidente, la persona puede experimentar una pérdida de memoria y una pérdida de la capacidad de crear recuerdos nuevos a largo plazo.

Es posible que no puedan recordar algunas cosas que sucedieron poco antes del daño, pero aún pueden recordar cosas que sucedieron hace más tiempo. Esto se debe a que los recuerdos a largo plazo se almacenan en otra parte del cerebro.

La amnesia global transitoria es una forma específica de pérdida de memoria que se desarrolla repentinamente, aparentemente por sí misma, y ​​luego desaparece con bastante rapidez.

La mayoría de las personas con amnesia global transitoria finalmente recuperan sus recuerdos, pero las razones por las que ocurre el problema y por qué se resuelven no están claras. Puede ser que el daño a esta área esté involucrado.

Hay daños que puede dificultar recordar cómo llegar de un lugar a otro. La persona puede dibujar un mapa del barrio en el que vivieron cuando eran niños, pero encontrar una tienda en un área nueva puede serle difícil.

También se ha relacionado con afecciones como la esquizofrenia y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Es probable que este órgano sea dañado por el consumo excesivo y crónico de alcohol. Recientes estudios han encontrado una reducción en su volumen total entre los alcohólicos.

 

7. ¿Podemos mejorarlo?

El hipocampo tiene la capacidad única de generar nuevas neuronas todos los días. De hecho, estudios recientes en humanos han demostrado que hay 700 nuevas células cerebrales todos los días. La mayoría de estas neuronas, sin embargo, no sobreviven. En su fase recién nacida (pre-madura), necesitan una gran cantidad de apoyo para sobrevivir, crecer y convertirse en un miembro activo de la comunidad de neuronas del hipocampo.

La investigación muestra que tenemos la capacidad de hacer crecer nuevas neuronas más allá de lo que generalmente se produce y hacer que maduren y sean fuertes en semanas y meses.

La mejor forma de generar nuevas neuronas del hipocampo es hacer ejercicio. En un estudio que comparaba cerebros de dos grupos de ratones, el grupo asignado a correr (vivía en una jaula con una rueda de correr) generaba muchas más neuronas nuevas en el hipocampo que el grupo asignado a una jaula normal.

Otros estudios han demostrado que las personas que hacen ejercicio regularmente y están en buena forma física tienen un hipocampo mucho más grande. Cuanto más camines, más grande será tu hipocampo y menor será tu riesgo de desarrollar enfermedades como el Alzheimer. 

¿Te interesa la Neurociencia aplicada? Puedes ir a estos links:

Esperamos tus comentarios. Hasta pronto!

2 comentarios

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

  • Esta parte del cerebro parecida a un caballito de mar es una de las protagonistas al hablar de emociones, memoria y por tanto aprendizaje. Sin duda, el neuromarketing saca mucho provecho de lo que la ciencia ha llegado a conocer sobre el hipocampo, sobre todo porque las marcas intentan permanecer en el top of mind de sus clientes. Cómo lo hacen: a través de mensajes y acciones que generan impacto emocional y a través de las cuales el receptor guarda dicha experiencia en su memoria a largo plazo: quién no recuerda algún spot de Coca-Cola que ha visto en su niñez?! El hipocampo forma parte de aquellos procesos que hacen de un momento, cosa o persona algo inolvidable, como nuestro primer amor…

    Ivana Margenet Reply
    • ¡Así es Ivana! ¡Gracias por participar!

      Esco E-Universitas Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.