Neuro Diseño Web y los 3 cerebros

Neuro Diseño Web y los 3 cerebros

En el artículo anterior, Neuro Diseño Web: claves para más conversiones, contamos 6 de las principales pautas que no deben faltar nunca en un diseño Web para que sea más efectivo. En los días siguientes a su publicación tuvimos una amplia y muy positiva acogida. Claro, pidíendonos que cumpliéramos la promesa de poner más novedades y claves de la aplicación del neuromarketing al diseño Web: el Neuro Diseño Web.

¡Allá vamos!

 

Los 3 cerebros

Los visitantes reaccionan frente a un sitio web, como ante cualquier estímulo externo, procesando la información recibida por los sentidos en 3 áreas: instinto, emoción y lógica. Además lo hacen en este orden. Esta teoría, que el científico Paul McLean llamó "cerebro triuno" o "cerebro triúnico" nos proporciona indicaciones importantes y útiles para el Neuro Diseño Web exitoso. 

Algunos de vosotros ya conoceréis que esta teoría del cerebro triuno propone que nuestro cerebro partió desde una estructura muy primitiva, el "cerebro reptil" (puro instinto), para luego evolucionar creando otra capa sobre esta estructura primitiva, ya algo más compleja: el "cerebro límbico" (sede de las emociones). Finalmente, la evolución creo una tercera capa llamada "neocórtex". Esta sería la más externa y reciente, en la que residiría el pensamiento lógico, la razón pura.

Visto así, muy simplificado, el hecho de que se fuera creando una capa sobre la anterior llevaría a pensar que quién domina nuestras acciones es el cerebro más reciente (neocórtex). Sin embargo, se ha demostrado que no hay nada más alejado de la realidad: el verdadero poder está en las capas más profundas y antiguas.

 

¡Háblale a los 3 cerebros!

Nuestros comportamientos dependen del "diálogo" entre estos 3 cerebros y en el que los más antiguos toman el control la gran mayoría de las veces. Si no fuera así ¿cómo explicaríamos el mundo en el que vivimos?

El éxito de nuestro sitio Web depende de cómo le "hablemos" a estos 3 cerebros; cada uno de ellos necesita escuchar algo diferente.

 

Hablando al cerebro instintivo

El cerebro reptil (el más antigüo) es instintivo, simple, tirano, básico. Es poderoso porque es la puerta de entrada que dice sí o no a que continuemos prestando atención. No tolera nada complejo y menos aún algo que tenga el más mínimo atisbo de peligro o riesgo. Le atrae lo simple, claro, directo, mejor si apela a los instintos básicos: comida, sexo, placer… También es egoísta por lo que le gusta escuchar que le hables de "usted" o "tu".

Primero que nada ¿Le estás hablando adecuadamente a este cerebro en tu sitio Web?  ¡Si no, estás fuera antes de empezar!

En la primera impresión del visitante ¿Hay algo que le pueda provocar un rechazo a nuestro amigo primitivo?

Por el contrario ¿Hay elementos que apelen a lo que le gusta?

¿Te diriges directamente a tu visitante? (usted, tu, te conviene…).

Aquí tienes un buen ejemplo de como "hablarle" al cerebro primitivo:

neuro diseño web y los 3 cerebros

Simple, directo, se dirige a tí, apela a lo más instintivo.

 

Hablando al cerebro emocional

En el artículo anterior ya comentamos la enorme importancia que tienen las emociones en el comportamiento humano, y decíamos: "somos seres emocionales que razonamos y no seres racionales que tenemos emociones".

También dimos consejos de como lograr ese impacto emocional en el sitio Web.

No queremos ser redundantes, solo comentarte algunos aspectos importantes. El neurocientífico A. Damasio acuñó el término "marcador somático" para su teoría de que la memoria está relacionada directamente a la intensidad del estímulo emocional que provoca.

Podemos deducir que si queremos que el visitante recuerde nuestra marca, deberemos provocar emociones positivas para que nos prefiera a la hora de tomar una decisión.

¡Impáctalo emocionalmente y llámalo a la acción!

Otro tema en el que queremos insistir es el de contar historias e involucrar al visitante.

Como seres humanos, tendemos a pensar en términos narrativos. Los sitios web que utilizan historias atraen más nuestra atención.

De hecho, el mero uso de la palabra "historia" es notablemente efectivo en sí mismo. La combinación de imágenes e historias es una poderosa manera de atraer la atención, sosteniéndola y ayudándonos a recordar lo que hemos visto o leído.

Escribir una historia sencilla, breve, positiva, y tratar de involucrar las emociones de los posibles seguidores, es crucial para lograr un buen impacto emocional.

Mira este sitio:

neuro diseño web y  los 3 cerebros

Historia, emociones…

En esta otra:

neuro diseño web y los 3 cerebros

Aunque se trata de un banco, para el que pensaríamos en algo muy lógico, números, cuentas…se ha logrado un alto contenido emocional dirigido claramente a un público al que le gusta el cambio y no es conformista.

 

Hablando al cerebro lógico

Es fácil deducir que el "idioma" que entiende este cerebro es el que le proporcione las características y beneficios del producto de la manera más clara, razonada y bien argumentada "técnicamente". Los argumentos deben basarse en datos fehacientes y los textos e imágenes deben ser coherentes y seguir una secuencia lógica.

¿Usas números y gráficos claros?

¿Tus argumentos son sólidos?

¿Siguen un orden y secuencia lógica?

¿Das referencias reales de los beneficios?

¿Usas estudios y estadísticas?

neuro diseño web y los 3 cerebros

Apelando a la lógica, ordenado, con viñetas, muy gráfica y visual.

Puedes estar pensando en que hay sitios que se prestan más que otros a determinados mensajes. Es cierto, pero no obstante, mira en el siguiente ejemplo, que es un sitio de ciencia, como han conseguido hablarle excelentemente a los 3 cerebros.

neuro diseño web y los 3 cerebros

Llama la atención, cuenta una historia, no "agrede" a nuestros instintos, al contrario, hay una mujer mayor que genera confianza, datos concretos y lógicos. ¡Excelente!

 

Conclusiones

Nuestro cerebro es una unidad, no hay compartimentos aislados; mantiene un permanente diálogo consigo mismo y todos sus sistemas y estructuras. Está claro entonces que debemos hablarle a los 3 cerebros para lograr la mejor comunicación posible. Primero al instintivo para conseguir que nos "deje pasar", llamándole la atención y no fastidiándolo. Al emocional para conseguir un impacto que llame a la acción y sea perdurable (marca). Finalmente al lógico para que el circuito de la decisión se complete.

Sin embargo surge una pregunta ¿a todos en la misma proporción?

Decididamente NO:

¡ATENCIÓN!  El "click" está principalmente en manos del cerebro emocional.

 

Esperamos que este artículo te haya sido útil.

Para saber mucho más haz clic aquí: NeuroMarketing

¡Seguiremos con más claves del Neuro Diseño Web en próximos post!

¡Coméntanos!

4 comentarios

Avatar

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

    • Avatar

      ¡Muchas gracias por tu colaboración Alejandro!

      Esco E-Universitas Reply
  • Avatar

    El conocimiento previo que tengo en una Licenciatura aprendí lo siguiente: en un sitio web, donde exiten tres elementos principles en l parte superior, el lector se enfocará de l siguiente manera: lo primero que observará es lo que focalice su ojo izquierdo, en segundo paso se quedará atento a lo que hay en medio, porque se dice, que es la pafrte más importante en un mensaje, y al final quedará l parte extrema derecha superior, como última, que puede ser una reconfirmación de lo que querramos vender o exponer. En este sentido, agregaría lo que dice la lectura: instinto, emoción y lógica, más las ubicaciones antes señaladas, podemos decir que tendremos un impacto contundente, saludos.

    JULIO CÉSAR Reply
    • Avatar

      ¡Gracias por tu aporte!

      Esco E-Universitas Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.