Neuromanagement, Emoción y Comunicación

Neuromanagement, Emoción y Comunicación

Está floreciendo un nuevo campo de investigación en el management en el que trabajan conjuntamente psicólogos y neurocientíficos. Esta asociación de competencias ha llevado hacia enfoques originales para investigar los mecanismos involucrados en el modo en que las personas llevan a cabo procesos y usan información para actuar en diferentes contextos.

Este campo de investigación recién nacido de la Neurociencia del Management, o Neuromanagement, involucra un nuevo tipo de científicos y el objetivo final de este dominio de investigación es abrir la «caja negra» para comprender los procesos conductuales y neuronales a través de los cuales los humanos establecen su comunicación y cómo pueden traducir estos comportamientos en decisiones óptimas.

Herramientas y Métodos

La neurociencia ofrece una amplia gama de técnicas y métodos para aplicar a la investigación del Neuromanagement.

Las Neuroimágenes, como las obtenidas con Resonancia Magnética Funcional (fMRI), han recibido mucha atención. Sin embargo Muchas otras técnicas pueden ser útiles para los investigadores del Neuromanagement, como la Electroencefalografía (EEG) y Electromiografía (EMG).

Los métodos más nuevos basados ​​en Espectroscopia de Infrarrojo Cercano (NearInfrared Spectroscopy, NIRS), abren un interesante campo. Además, La Estimulación Transcraneal Magnética puede explicar mejor, desde un punto de vista causal, la relación entre procesos decisionales y sus correlatos neurales.

Recientemente investigadores como Balconi y Venutelli han abierto un nuevo campo llamado Hyperscanning. Hyperscanning es un método reciente en neurociencia que consiste en el registro simultáneo de las actividades del cerebro de dos o más sujetos involucrados en tareas interactivas, como una conversación, por ejemplo.

Así, la Neurociencia ofrece actualmente una amplia gama de técnicas y métodos para aplicar a la investigación del Neuromanagement. La tecnología sigue avanzando a gran velocidad, con lo cual, aparecerá nuevas herramientas, más precisas e incluso más económicas.

Razón y Emoción

Gracias a las neurociencias podemos destacar la imposibilidad de
mantener la separación tradicional entre racionalidad y emociones. Ya Antonio Damasio demostraba, en 1994, que la capacidad de expresar y sentir emociones es esencial para la toma de decisiones.

Las ventajas de las biométricas objetivas para analizar el comportamiento subjetivo es que las respuestas fisiológicas pueden registrarse cuando
los sujetos de estudio participan directamente, y al mismo tiempo, en un comportamiento.

Estas interacciones son difíciles de medir de manera consciente, mediante los métodos tradicionales de cuestionarios, por ejemplo. Por lo tanto, la «caja negra» de los correlatos neurales de un comportamiento es analizable, gracias a la Neurociencia, a través de los procesos profundos subyacentes relacionados con el cerebro no consciente.

Las personas pueden pensar conscientemente y de forma deliberada, pero en diferentes procesos usan formas mentales automáticas y rápidas y están influenciados por mecanismos afectivos inconscientes.

Se ha demostrado que los procesos deliberados generalmente están localizado en el área frontal del cerebro y requieren un esfuerzo consciente.

Mientras, por otro lado, los procesos automáticos, no conscientes, no necesitan un esfuerzo particular, por lo que son más rápidos que los procesos controlados. En estos procesos , están involucrados: la zona posterior del cerebro (occipital), áreas superiores (parietales) y laterales (temporales) del cerebro. Según ya demostraron Lieberman, McBratney y Krovitz en 2002.

¿Por qué la Neurociencia en el Management?

La Neurociencia ofrece una nueva forma de comprender cómo las personas se manejan o reaccionar ante las situaciones cotidianas del trabajo. Por un lado reuniones con personas y situaciones de cooperación funcional. Por otro lado, la ansiedad de tener que completar una tarea importante o el colega con quien es difícil interactuar.

Todas son experiencias comunes que el enfoque neurocientífico ayuda a comprender de una manera más profunda y veraz.

De hecho, este enfoque está empezando a arrojar luz sobre cuáles son los mecanismos en la base de un gestión más o menos eficiente gracias a nuestras reacciones cerebrales y corporales.

La capacidad de sintonizar entre sí el intercambio, dentro de una dinámica interactiva, es sin duda uno de los factores cruciales para la relación laboral
constructiva y, en consecuencia, rentable.

Conclusión

Todos los estudios están mostrando la importancia de aplicar la Neurociencia en los contextos organizacionales, para explorar y eventualmente modificar, algunos procesos importantes relacionados con la situación laboral, la gestión de la dinámica de comportamiento de los empleados y su estilo de comunicación.

Todo de eso considerando que las neurociencias pueden entrar en la «caja negra», analizando los lados ocultos e inconscientes del comportamiento humano.

Avatar

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.