Servicios Profesionales: 10 «neuroclaves» para clientes felices

Servicios Profesionales: 10 «neuroclaves» para clientes felices

Cuando se trata de servicios profesionales, tales como consultoría, terapia, ingeniería, arquitectura, informática y muchos más, puedes desarrollar relaciones más profundas y sólidas con tus clientes con algunas estrategias y prácticas útiles basadas en la neurociencia aplicada y la psicología.

Los siguientes consejos giran en torno a 4 necesidades básicas emocionales que es indispensable satisfacer siempre:

  1. Su Autoestima
  2. Comprensión
  3. Comodidad
  4. Seguridad

#1 ¡Nunca los abandones! (Seguridad)

Ponte en contacto regularmente con tus clientes para asegurarte de que estás satisfaciendo sus necesidades. Ofrece apoyo o asistencia si lo requieren y continúa contactándolos, incluso si tienen todo lo que necesitan, o si ese proyecto en particular a finalizado.

#2 Motívales a que hablen (Comprensión)

Solicita comentarios a tus clientes durante todo el proceso transaccional. Ve si hay formas de mejorar la comunicación, los procesos o los procedimientos para interacciones futuras.

#3 Mantén una responsabilidad bidireccional (Seguridad)

Tu eres responsable de proporcionar cierta información, consejos, productos o servicios a tus clientes. Pero a su vez, ellos son responsables de cierta acciones. Asegúrate de establecer líneas de comunicación claras para mantener esa responsabilidad por ambas partes.

#4 ¡Ya tengo la solución! (Seguridad)

Considera los posibles desafíos antes de comenzar el proyecto y crea soluciones para esos problemas. Cuando tienes soluciones potenciales implementadas antes de que surjan los problemas, serás más capaz de mantener el proyecto en marcha.

#5 Respeta el tiempo (Su Autoestima)

El tiempo de tu cliente es valioso, al igual que el tuyo. Establece plazos claros y coherentes para reuniones, entregas y otros elementos del proyecto. Comunícate si los cronogramas cambiarán.

#6 Cada uno es diferente (Su Autoestima)

Cada cliente tiene diferentes necesidades y deseos. Tómate el tiempo para conocer la naturaleza individual de cada uno de tus clientes para atenderlos mejor.

#7 Paciencia (Comodidad)

Los clientes pueden cambiar de opinión sobre la dirección de un proyecto. El servicio puede ralentizarse por varias razones. Durante todo el proceso, se paciente y optimista con todos los involucrados.

#8 Escucha, escucha y escucha (Comprensión)

Escucha verdaderamente a tu cliente cuando exprese sus necesidades y deseos. Satisface sus necesidades y aborda cualquier inquietud que exprese. Recuerda las ideas que comparten y refiérete a ellas más adelante para ayudar a construir la relación.

#9 Investiga y aprende (Comprensión)

Descubre todo lo que puedas sobre tu cliente, ya sea un cliente individual o una empresa. La investigación y el conocimiento pueden ayudarte a satisfacer mejor sus necesidades a corto y largo plazo.

#10 Informa los pasos que siguen (Seguridad)

A medida que avanza el proyecto, asegúrate de que el cliente siempre comprenda cuál es el siguiente paso. Es reconfortante saber qué esperar, por lo que tener tus propias expectativas para la siguiente fase del proyecto puede ayudar a apoyar a los clientes.

Entrelazadas entre sí

Te habrás dado cuenta que en realidad cada una de estas estrategias no solo tiene que ver con la necesidad emocional que hemos señalado, aunque esta puede ser la principal, sino que también puede cumplir otros objetivos a la vez.

Por ejemplo, «Informar de los pasos que siguen», no solo cumple la función de brindar seguridad, sino que también podría satisfacer la necesidad emocional de autoestima o comodidad.

En todo caso, lo importante es que tengas en cuenta estas 5 necesidades emocionales básicas y las satisfagas en todas las formas posibles.

Esperamos que estos consejos te sean útiles ¡Hasta pronto!

2 comentarios

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

  • Este artículo propone ideas muy útiles para elevar la satisfacción del cliente. Como profesional en el área de servicios de consultoría, me gustaría compartir mi experiencia con ustedes. Noto que con frecuencia mis clientes se acercan a conocer más sobre mis servicios como coach de liderazgo, porque están en un estado de incomodidad y tensión: sus equipos enfrentan baja productividad, comunicación deficiente y alta insatisfacción. Estos son generalmente síntomas de un problema mayor de fondo.
    Antes de iniciar un proyecto con un cliente específico, dedico todo el tiempo que sea necesario para ayudarlo a definir con claridad su estado actual y su estado ideal. Nuestro trabajo juntos consistirá en cerrar dicha brecha. La motivación del cliente para tomar las acciones que lo lleven a lograr su visión ideal, depende en gran medida del nivel de incomodidad con su estado actual y de la ganancia percibida en cambiar a un estado mejor. A mayor grado de incomodidad y mayor beneficio esperado, más probable será que el cliente dedique el tiempo y esfuerzo necesarios para lograr los objetivos establecidos.
    Estas primeras conversaciones con el cliente están atendiendo a sus necesidades de autoestima y comprensión. En mi experiencia, el tomar en cuenta las necesidades básicas del cliente, en un factor imprescindible para construir una relación con él. Una relación fuerte será bien valorada por el cliente e incrementará su nivel de satisfacción con el servicio prestado.

    Silvia Calleja Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.