Turismo y Neurociencia: Cuando tu cerebro se va de vacaciones

Turismo y Neurociencia: Cuando tu cerebro se va de vacaciones

ANA GOZALOAlumna del Máster en Neuromarketing ESCO E-Universitas

¿Turismo y Neurociencia? ¿Qué podemos aprender?

Sin duda alguna uno de los placeres de la vida más sabrosos es el viajar. Cuando viajamos salimos de la rutina, aprendemos sobre otras culturas y costumbres, cambiamos el día a día y lo conocido por aventuras y nuevas experiencias.

En mi opinión, viajar es la mejor manera de invertir el dinero. Los viajes nos renuevan, nos hacen crecer como personas, nos enseñan, nos hacen olvidar nuestros problemas y nos ofrenden un sin fin de posibilidades.
Sin embargo, tomar la decisión de viajar y regalarse unas merecidas vacaciones, no siempre es fácil.

¿Te has puesto a pensar porqué nos cuesta tanto reservar nuestras próximas vacaciones cuando sabemos que es dinero bien invertido y las vamos a disfrutar?

Viajar conlleva no sólo una considerable inversión de tiempo y dinero sino también significa esperar por una gratificación a largo plazo. Esto representa un reto para la industria turística, que en esencia comercializa bienes intangibles o experiencias, o mejor dicho, la promesa de dichas experiencias, lo cual es aún más difícil.

Es muy probable que no recuerdes qué te regalaron tus padres en determinado cumpleaños, pero seguramente tendrás recuerdos imborrables de los viajes que realizaste con tu familia cuando eras niño. Y es que los viajes tienen la habilidad de crear recuerdos que pueden durar toda una vida.

El neuroturismo, o dicho de otra manera, el neuromarketing aplicado al turismo, busca entender los procesos mentales que entran en juego a la hora de ‘consumir’ vacaciones para así influenciar en las decisiones de compra de nuestros ‘vacacionistas’ o publico objetivo.

¿Cuál es la relación entre turismo y neurociencia? Aquí puedes leer más sobre este tema.

Vendiendo sueños

Viajar, es sin lugar a dudas, algo intangible. Alfonzo Vargas Sanchez, nos recuerda que:

‘El posicionamiento de un destino se construye en la mente del turista. No lo construyen los oferentes, sino los demandantes. El producto es, en realidad, una construcción mental; intangible, no tangible.’

Es por esto que cuando comercializamos turismo, vendemos sueños,
posibilidades de lo que puede ser, promesas de experiencias futuras…

El neuroturismo es una disciplina que utiliza herramientas de neuromarketing para descubrir a ciencia cierta qué experimentamos a nivel neurológico y psicológico cuando estamos de vacaciones.

Experimentos en este área producen hallazgos muy valiosos para las empresas de hostelería y turismo, que les permiten amoldar su oferta de productos y experiencias basándose en los gustos reales de su público objetivo.


Cuando tu cerebro se va de vacaciones

A principios del 2020, se llevó a cabo un estudio de neuroturismo en Singapur para conocer, de primera mano, el nivel de satisfacción de cinco familias durante su visita turística a Singapur.

El estudio fue realizado por un grupo de investigadores de dos universidades australianas utilizando electroencefalografía para captar las señales cerebrales de cada uno de los participantes en la investigación.

A cada viajero le fue colocada una especie de diadema con sensores desarrollada por la compañía australiana Emotiv. A través de ella, los investigadores pudieron comprobar cómo reaccionaban los cerebros de los participantes del estudio ante cada una de las actividades turísticas preestablecidas durante su estadía en el país asiático.

El estudio midió los niveles de emoción, felicidad, interés, estrés y relajación que sentían los participantes. Esto significó un gran paso tanto para la industria turística como para la investigación de neuromarketing, ya que se pudo conocer de primera mano las experiencias y satisfacción a nivel cerebral de las actividades realizada.

En el pasado, la industria solo contaba con la respuesta que los individuos ofrecían en los cuestionarios. Sin embargo, es bien sabido que muchas veces las respuestas de este tipo de instrumentos de investigación de mercado, no se corresponden con la realidad.

Otro data curioso del estudio, fue que, en base a las emociones medidas por los científicos, los más pequeños de las familias participantes fueron un 10% más felices deleitándose con la gastronomía local, frente a cuando recurrieron a platos occidentales disponibles en Singapur.

Para conocer más hallazgos del estudio, haz click aquí.

Conclusiones

Cuando se trata de viajes, las emociones juegan un papel fundamental. Sin
embargo, resulta riesgoso y apresurado dejarse llevar por lo que ‘creemos’ que nuestros clientes experimentan o incluso creer de manera ciega lo que ellos mismo nos relatan de sus experiencias. Hoy en día la ciencia del
neuromarketing comprueba que muchas veces lo que nuestros clientes dicen no se corresponde con la realidad que experimentan.

Es por eso, que hoy en día, vale la pena conocer la relación entre turismo y neurociencia. Ir más allá y utilizar las herramientas de neuromarketing disponibles para estudios de mercado en la industria de hostelería y turismo.

¿Te interesan estos temas? Para saber mucho más puedes hacer clic AQUÍ

Avatar

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo recibir información, por cualquier medio, incluidos medios electrónicos, sobre las actividades propias de ESCO Euniversitas y de terceros en los que participe/colabore la Escuela.